Cepillo Eléctrico vs Cepillo Manual... Cuál Es Mejor Para mí

 

La mejor es respuesta que podamos darte es que depende de ti.  Es verdad que la publicidad de los cepillos eléctricos está cada vez más en nuestra mente, no por ello significa que son mejores.  Lo que sí podemos recomendarte a la hora de escoger un buen cepillo es que las cerdas y el mango sean los mejores.  Un cepillo con cerdas demasiado duras puede desgastar el esmalte, que tiene una tonalidad blanca, haciéndolo más fino y provocando que se vea la dentina, que está debajo y cuya tonalidad es más amarilla.  Además puede dañar las encías provocando su retracción y quedando expuesta la raíz de la pieza dental, lo que puede generar problemas.

 

Los cepillos eléctricos son verdaderamente fantásticos, lo notas al primer uso. Estos intentan imitar el cepillado manual moviéndose de lado a lado, de forma rotativa o mediante vibraciones. Resultan ser una mejor opción al eliminar la placa siempre y cuando se utilicen a conciencia y de forma correcta. En muchos  está la idea de que con sólo pulsar el botón, listo. Pero no es así, requiere tiempo, dedicación y remate como con el cepillo manual. Los eléctricos tienden a ser más agresivos así que es preciso tener cuidado con las encías. Si sientes molestia, dolor o sangrado, no dudes y acude al dentista, recuerda que puedes tener principio de periodontitis y necesitas una limpieza profunda. En todo caso cualquier cepillo que escogas no olvides de usar tu hilo dental.

 

La gran diferencia entre el uso de manual o eléctrico pasará por tu gusto y tus posibilidades. La motivación correcta es mantenerte tu boca sana y que puedas sonreír siempre.

 

 

 

 ¿Con qué frecuencia debo cambiar mi cepillo?

 

Esta pregunta siempre va seguida de el tipo de cepillo que debes utilizar. Para la mayoría de nosotros la recomendación general es que se cambie el cepillo cada 3 meses. Esto dependerá del cuidado y el uso del cepillo que se realice. Hemos visto en ocasiones  que los pacientes estrenan cepillo el mismo día pero uno lo utiliza con mayor frecuencia o rigidez que el otro y tiene que cambiarlo en 2 meses. Recuerda que un buen cepillado de dientes nunca se trata de fuerza sino de técnica y constancia.

 

10 años atendiendo a miles de pacientes nos ha corroborado que no hay fórmulas exactas que funcionen igual. Cada paciente tiene un expediente y diagnóstico detallado de su caso el cual tratamos con profesionalismo. Nuestro fin es cuidar de tu salud dental y devolverte tu sonrisa.

 

Please reload

Entradas destacadas

Implante... ¿En una cita?

May 8, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes